Convento de los Franciscanos

La actual iglesia y convento de los Franciscanos de Cocentaina ocupa el espacio de una antigua ermita del siglo XIV dedicada a San Sebastián Mártir. En 1561, los frailes de la orden franciscana condicionan el antiguo edificio y fundan el convento.


Posiblemente, como único testigo de la antigua ermita, se expone en la capilla la cruz gótica tallada en piedra del siglo XV, que tiene una réplica en la plaza del Convent.
En la actualidad, el edificio es un colegio concertado además de celebrar servicios religiosos