Fira de Tots Sants

Desde el año 1346, la Feria de Todos los Santos ve celebrando de forma continuada, a razón del privilegio real concedido por el  rey Pedro el Ceremonioso. Al largo de los siglos, desde un origen humilde como feria ganadera, la voluntad y la predisposición del pueblo a celebrarla, superado épocas de pestes, epidemias, guerras, conflictos sociales, épocas de paz y de progreso, se ha convertido en una muestra extraordinaria que acoge un gran mercado medieval, una zoco árabe y un porrat valenciano, más de 750 expositores; zona gastronómica y feria de atracciones; y más de 550 actividades culturales programadas.

Hablar de la Fira es hablar de la historia viva de Cocentaina, un evento donde toda la Vila Comtal se transforma para acoger durant a los primeros días de noviembre a más de 500.000 visitantes, siendo, de hecho, el certamen comercial más importante de la Comunidad Valenciana, Declarado Bien de Interés Cultural (BIC) desde el 2018 y Fiesta de Interés Turístico Internacional en 2019, primera feria comercial de estas características en recibir esta prestigiosa distinción.

Dentro de la programación, se encuentra la Feria Caballar, un fuerte atractivo para visitar con los pequeños de la casa y donde disfrutar de la tradicional exposición y venta de animales como caballos, asnos, patos o conejos, junto con herramientas y utensilios de equitación, calesas, carros y otros artículos relacionados. Es curioso presenciar los tratos orales entre comprador y vendedor, quienes utilizan la jerga y los informes que manda la costumbre.