Palau Comtal

EL PALAU COMTAL

 

Nos encontramos, sin duda, ante una de las joyas arquitectónicas del gótico y del renacimiento valenciano. El Palau es una residencia señorial fortificada que inició su construcción en el siglo XIII con el dominio del caballero Roger de Llúria, almirante de la flota de la Corona de Aragón y de Sicilia. El aspecto que presenta actualmente este monumento emblemático es el resultado de continuas construcciones y reformas. La ubicación no está realizada al azar, puesto que se encuentra ubicado al lado del barranco del Sord, una situación privilegiada para controlar las vías de acceso a la población y reforzar, junto con el Castell, la Vila de Cocentaina. El origen del Castell fecha de principios del siglo XIV como fortificación, manteniendo la planta cuadrangular que se conserva a día de hoy.

Más adelante, la compra de la Vila de Cocentaina en 1448 por parte de Ximén Pérez de Corella causa un impacto directo en este monumento. Primero, cambió el aspecto de este y lo transformó en Palau, incluyendo la decoración de las salas interiores con estilos barroco y renacentista.

Finalmente, después de presenciar el Milagro de la Virgen María, los Corella construyeron, adherido al mismo Palau, un monasterio de monjas Clarisas en el siglo XVII.

Roger de Llúria

 

Caballero almogávar de origen calabrés.

Primer señor feudal de Cocentaina, fue un militar que recibió en 1272 la concesión del pueblo de Cocentaina, privilegio otorgat por el rey Jaime I.

Fue el impulsor del edificio del Palau, aprovechando los restos de una fortaleza árabe del S. XII.

 

Qué se puede ver en el Palau Comtal


Escudo heráldico de los Corella

 


Este escudo de armas, que pertenece a los condes de Cocentaina, guarda una historia excepcional. Se trata de una pieza de mármol de Carrara que, según los indicios, se esculpió para decorar el Palau Comtal para el primer conde de Cocentaina, Ximén Pérez de Corella, después de la toma de Nápoles en 1443. Sin embargo, esta pieza ya fue trabajada previamente. Un estudio realizado en 2015 identificó, en el anverso, parte de una tabla romana, que posiblemente formaba parte de un templo en la época del primer emperador, Augusto. Presenta una decoración con una sucesión de bucráneos (cabezas de buey) enlazados por guirnaldas vegetales y, sin duda, este mármol reaprovechado debía de formar parte de uno de los templos más importantes de el Imperio Romano.¿Te animas a venir a descubrirlo?

 

Reserva tu visita (grupos)


SALA DORADA


Nuevos tiempos, nuevos señores.

En los siglos XVI y XVII, el Palau Comtal sufrirá una serie de reformas importantes adquiriendo, así, un aspecto plenamente renacentista. Una de estas reformas se centrará en la sala ubicada en la primera planta de la Torre del Homenaje, donde se construirá una bóveda de crucería estrelada de terceletes, que será decorada a posteriori con el que es considerado hoy en día como el conjunto de pintura mural genealógica más importante de la Comunidad Valenciana.

La Sala Dorada se una joya pictórica, realizada entre los años 1613 y 1623, obra de los pintores Jerónimo Rodríguez de Espinosa y, su hijo, Jerónimo Rodríguez de Espinosa, donde se exalta la importancia del linaje de la Casa Corella, mediante la narración de gestas donde esta familia tuvo un papel decisivo, tanto para la formación del reino de Navarra, como también en la expansión de la Corona de Aragón. Lucha contra los sarracenos en Huesca en la Batalla de Alcoraz el 18 de noviembre de 1096. El Rey Jaime I y Rodríguez Ruiz de Corella a la conquista de València, el 9 de octubre de 1238. Eiximén Pérez de Corella ayuda el papa Nicolau V a combatir los turcos, en agradecimiento los recompensa con la tabla de la Virgen María. Escena al campamento italiano de Piombino, donde Eiximén Pérez de Corella formaliza la compra de la Baronía de Cocentaina, agosto de 1448.

 

SALA DE EMBAJADORES


Desde noviembre de 2002, después de la remodelación y adecuación de la Sala de Embajadores del Palau Comtal como exposición museística, Cocentaina dispone de un espacio único en la Comunidad Valenciana donde se combina la calidad arquitectónica y ornamental con la artística.

Las diferentes obras expuestas han sido distribuidas según la trascendencia artística, la temática y las dimensiones. en el segundo aposento se puede contemplar el retablo de Santa Bàrbara, uno de los testigos mejor conservados de la pintura italogòtica de la baja edad mediana (segunda mitad del siglo XIV). La tercera dependencia está presidida por el retablo de Sant Antoni Abad, atribuido al pintor más destacado del renacimiento valenciano del siglo XVI nacido en Cocentaina: Nicolau Borràs.

En los aposentos anexos se expone el magnífico códice manuscrito de la Biblia, datado entre los siglos XIII y XIV: sus páginas contienen bellas ilustraciones figuradas de escenas y motivos zoomórficos, vegetales y geométricos.

 

El Retablo de Santa Bàrbara

 

Considerado uno de los testigos mejor conservados de la pintura italogòtica en la Baja Edad Media, se trata de una pintura al temple, donde se ha querido representar a través de doce escenas narrativas la conversión, el martirio y la muerte de Santa Bàrbara. La autoría de esta excepcional obra es desconocida, aunque en el pie de la santa, en la calle central, se ha podido identificar a su donante, Sibil·la de Fortià, que fue reina de Aragón y señora de Cocentaina entre los años 1378-1387, acompañada en la otra parte por su hermano Bernat.

 

La Biblia Sacra de Cocentaina


Entre las piezas más singulares que podemos ver en el Palau Comtal se encuentra este códice manuscrito de la versión latina de las escrituras, conocida con el nombre de Vulgata. Escrita sobre un soporte de vitel·la, se compone de treinta y cinco cuadernos entre diez y catorce folios y se ilumina con tintas, pigmentos y pan de oro. La Biblia Sacra fue dada a la villa de Cocentaina en 1405 por el cura de la parroquia de Santa Maria, en Jaume Gil Bachiller, que la había adquirido en Narbona mientras estaba al servicio de Benedicto XIII, conocido como al Papa Luna.

 

Sala de les Finestres

Vicent de Paul Agulló Sanchís
Cocentaina (Alicante) 1932 - 1994

Agulló de Cocentaina, nació en Cocentaina en 1932, formándose en la Escuela de Bellas Artes de San Carlos de València y en la de San Fernando de Madrid, ampliando estudios en Roma y París, donde residió varios años.

Su obra ha recibido numerosos galardones y reconocimientos en el ámbito nacional e internacional: Premio de la Fundación Roig (1951), Premio de Artes Plásticas en la IV Exposición Moncada (1953), Primer Premio de Escultura del Ministerio de Educación y Descanso, Madrid (1953), Premio II Bienal Hispanoamericana de La Habana, Cuba (1953), Premio de la VIII Bienal del Deporte, Madrid (1981), Premio Numisma a la medalla conmemorativa del V Centenario del Descubrimiento de América (1992).

El Ayuntamiento de Cocentaina ha querido llevar adelante la idea de rendir homenaje a Vicente Agulló, formado tanto dentro del territorio del Estado español como en otros países, pero, a diferencia otros artistas de nuestra villa, desarrolló una parte importante de la producción artística en el pueblo natal. La familia Agulló-Pastor conserva una importante colección de la obra escultórica cedida temporalmente, en gran parte, al Ayuntamiento de Cocentaina intermediando un convenio. La exposición actual consta de un total de casi cincuenta obras, las cuales representan todos los estilos, materiales y técnicas que el autor ha utilizado en la ejecución de las diferentes figuras y formas.

 

****HORARIO AGOSTO: Martes a Sábado de 10.00 a 13.00****